Mitos del injerto capilar

¿Qué es injerto capilar?

El injerto capilar, trasplante de cabello, microinjerto de cabello, trasplante capilar o implante capilar, como también se le conoce, es una técnica quirúrgica de mínima invasión.Se hace es una redistribución del cabello del cuerpo, es decir, se toma cabello de una zona donadora y se trasplanta a una zona receptora.



 Fuente: Pinterest 

¿Para qué sirve el injerto capilar?

El injerto capilar generalmente se utiliza como tratamiento de restauración en casos donde el cabello y el folículo se han perdido por algún motivo, como puede ser la alopecia androgenética o calvicie masculina, alopecia areata o alguna cicatriz.

 

 Fuente: Pinterest 

 En este post aclararemos los seis mitos más populares del injerto capilar ¡Lee hasta el final para descubrir el más grande mito del injerto capilar!

  • Mito: Cualquier persona puede realizarse un injerto.

Realidad: NO todo mundo es candidato, ya que no cuentan con una zona donante nutrida.

  • Mito: El cabello injertado, se cae.

Realidad: Si la zona donante se selecciona adecuadamente, el cabello no se caerá.

  • Mito: El injerto capilar NO deja cicatriz.

Realidad: Dependerá de la técnica que elijas, el tratamiento FUE no deja cicatriz visible, aunque si una pequeña marca.

  • Mito: El injerto capilar no se ve natural.

Realidad: Se ve natural porque, en efecto, lo es, la zona donante es tuya completamente.

  • Mito: El injerto es temporal.

Realidad: Es permante, ya que se extraen folículos extras para preveer la caída de cabello natural.

  • Mito: Puedes hacer ejercicio inmediatamente después del injerto.

Realidad: Son necesarios algunos días de reposo, para que los folículos comienzan a enraízar.

Si tú, sufres de algún padecimiento como esto, anímate a transformar tu vida y recobrar tu confianza ¡Dile sí! Al injerto capilar, agendando tu cita aquí para valorar el tratamiento que mejor se adecue a tus necesidades.

 Fuente: Pinterest